Atrás

Paz y reconciliación: Conservar la paz

Hoy vamos a meditar brevemente en ese divino capítulo 14 de san Juan, que nos presenta las mismísimas palabras de Jesús. Jesús dijo: “No pierdan la paz” (Jn 14, 1). Qué lindo, qué palabra tan bella: no perder la paz. Hay momentos en que todo se conturba, todo se opaca y no vemos soluciones; y escuchamos la palabra de Jesús que nos dice: “No pierdas la paz, conserva la paz; está tranquilo, nada va a pasar; cree en Dios y cree en mí” (cf Jn 14, 1).

Son dos tendencias de nuestra fe, Dios y Cristo. Dios infinito, Uno y Trino, Creador del universo; Y Cristo, el Señor, el Mesías, el Redentor, el hombre-Dios, el salvador personal, el que está cercano de nuestra vida, el que está inmediato a través del Espíritu Santo.

García-Herreros, R. (2012). Quiero ser cristiano, D.C., Colombia. Editorial Corporación Centro Carismático Minuto de Dios.