Atrás

Solos y acompañados

Es verdad que el hombre es profundamente solitario; que cuando entra dentro de sí mismo, se halla terriblemente solo, perdido en su propio misterio; allí ningún otro hombre lo puede acompañar. Y cuanto más grande es un ser, tanto más solo está siempre. Sin embargo, a pesar de su soledad, que es parte de su dignidad, el hombre está unido realmente con todos los demás; y esta unión constituye su responsabilidad. Así como los náufragos o las flores de loto que flotan en el agua entrecruzan sus raíces y se alimentan mutuamente, así también los hombres, que florecemos con distintos colores y que parecemos aislados, sin embargo, tenemos mutuamente unidas las raíces y nos comunicamos secretamente nuestro bien y nuestro mal.

García Herreros, R. (2013) Vivir, pensar, creer y morir. Solos y acompañados (191-192) Bogotá, D.C., Colombia: Editorial Corporación Centro Carismático Minuto de Dios.

 

Atrae mi corazón – Marcos Brunet (Camilo Maya – Cover)

Desde el corazón actúa Dios en la vida del hombre, es Dios mismo quien unido al hombre le asegura que no está solo y lo hace desde el corazón. Pidamos que Dios atraiga nuestro corazón siempre y nos haga saber que está con nosotros, para poder ser buenos y estar unidos a los demás.

 

No estás solo, yo te doy la fuerza, yo te sostengo - P. Linero

Dios a través del profeta Isaías le dice a su pueblo que está en crisis difícil por el exilio de Babilonia: no estás solo, yo te doy fuerza, yo te sostengo.